La longevidad de un perro depende de muchos factores: raza, tamaño, salud, alimentación, herencia genética, condiciones en las que ha vivido, etc.

En cualquier caso, de manera general, los perros de razas más pequeñas suelen vivir más tiempo que los perros de razas de mayor tamaño.

La clásica correspondencia 7 a 1, es decir, que cada año canino corresponde a siete humanos, no es correcta.

Existe una clasificación que muestra una equivalencia aproximada entre la edad de una persona y la de un perro, dependiendo de su tamaño.

Puedes ver dicha información en la siguiente tabla de equivalencia de edades.